Opinión

Cansados de que nos defrauden

Por Alejandro Buendía

Aunque muchas personas no lo recuerden, en 2020, particularmente en el mes de octubre, Coahuila celebró jornada electoral para elegir a los nuevos integrantes del Congreso local.

El periodo de campañas fue intenso; debates, spots en medios de comunicación, anuncios espectaculares, videos en redes sociales. Durante varias semanas las y los ciudadanos estuvimos saturados de información emitida por las candidaturas que aspiraban a ocupar una curul en el Palacio Legislativo de Saltillo.

Así, fugazmente, llegaron las elecciones y, por consecuencia, se declararon ganadores y perdedores y es allí, en ese justo momento, en que todo cambió.

Resulta inadmisible que perfiles como los de Shamir Fernández Hernández y Tania Flores hayan defraudado y traicionado a las personas que votaron por ellos.

Tras sólo cinco días de haber tomado protesta como diputados locales, optaron por solicitar licencia para participar en el proceso electoral de este año. Fernández irá, todo parece indicar, por una diputación federal, mientras que Tania Flores buscará la presidencia municipal del municipio de Ocampo.

No es la primera vez que sucede esto, pero irrita y decepciona que las y los candidatos estén exhortando a la ciudadanía a votar, a participar, a confiar en sus proyectos, y de buenas a primeras renuncien a todo con tal de conseguir un hueso más grande. A eso, en México y en el otro lado del mundo, se le llama fraude.

Me imagino a un Instituto Electoral valiente, severo, estricto, con reglas que protejan las decisiones electorales de las y los ciudadanos. ¿A caso no estaría mejor que la ley obligara a las y los candidatos electos a cumplir, al menos, dos terceras partes del tiempo destinado en sus respectivos puestos?

Una vez más, la ciudadanía fue utilizada y manipulada por los actores políticos que participaron en dicha elección. El PRI, tan hábil como siempre, utilizó el poder de arrastre de Shamir Fernández, así como su trabajo de estructura, para asegurar el Distrito y recuperar el poder en el Congreso, ya con el objetivo logrado, éste pidió licencia, pretextó causas personales y buscará una diputación federal.

No se dejen engañar, amigas y amigos lectores, este 2021 tendremos la obligación de votar por alcaldías y diputaciones federales. Escuchemos las propuestas, critiquemos alianzas, señalemos áreas de oportunidad, pongamos temas puntuales sobre la mesa y exijamos a las y los candidatos que cumplan con su obligación adquirida.

Ya basta de que nos defrauden, estamos cansados de que sólo nos utilicen y nos hagan sentir como títeres. Nosotros, en las urnas, tenemos el poder de terminar con estas prácticas que, sean del partido que sean, decepcionan y desmotivan a una ciudadanía cada vez menos participativa.

Facebook: Participación Ciudadana 29 Laguna

Web: www.pc29laguna.org.mx

Twitter: @pc29laguna

2 Comentarios

  • PATRICIA TOBÍAS

    Precisamente ayer comentábamos que sería bueno presentar una iniciativa al congreso y al INE en el sentido de impedir que los Servidores (que se sirven de nosotros los ciudadanos y del dinero del erario) Públicos que se separen de su cargo hasta que haya concluido el tiempo previsto de su cargo y en el INE rechazar por ley el chapulineo como el que comentas en tu artículo Alejandro Buendía. Que las Leyes sean más estrictas en ese sentido…YA BASTA, ES UNA BURLA PARA EL ELECTORADO….

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *