¿Algo nuevo?

Por Miguel Ángel Ordaz

Cierto, tenemos una novedad en todos lados, en los medios, en la misma comunidad se ha escuchado que está próxima la “nueva normalidad”, y de tanto escuchar de ella, intentamos ubicarla, conocerla, verla, y nada. No sabemos cómo es, de qué color, quién viene impulsándola, cuándo va a llegar y hacia dónde va, en fin, que de tanto escuchar y ver empieza a hacerse presente lo que pudiéramos llamar “la vieja normalidad”, esa que de asentarse otra vez, será el primer indicio que está próximo a aparecer, la misma vieja piedra con la que hemos tropezado una y otra vez.

No hemos llegado ni a la mitad de la crisis sanitaria y ya empiezan a rondar en lo alto y también en lo bajo los zopilotes que esperan el final de la víctima y el inicio del festín. Aquí algunas muestras que ya dirá, amable lector, qué tan cerca o alejada está la piedra.

Líderes y partidos políticos han comenzado a recetarnos una vez más los mismos huecos discursos y mensajes donde nos quieren decir dos cosas; una, que mantienen la intención de seguir perteneciendo a esa clase de personas que viven de nuestros impuestos; otra, que no se han dado cuenta que las situaciones y la comunidad ya no son las mismas. Eso sí, saltan de un partido a su independencia política haciendo trizas nuestra representación y la esencia del mandato que les dimos, total, rendirle cuentas a los ciudadanos es un asunto sin importancia siempre que sus relaciones con el poder y sus grupos se mantengan.

El tropiezo con la misma piedra depende de nosotros ser evitado; la múltiple crisis, el factor principal para que salgamos del pasmo en que nos encontramos, pero con hechos. 

Asuntos como la representación política, el presupuesto público, el respeto a la ley o el cambio si ya no es útil a la sociedad, serían temas en los que debemos interesarnos; el despilfarro y uso  los recursos públicos que hacen gobernantes y representantes para la autopromoción debe ser un asunto que debemos discutir. 

Si la crisis sanitaria provocó nuevos comportamientos – forma de alimentarnos, de cuidarnos, de estudiar, de acercamiento familiar, entre otras muchas- demuestra que se mantiene la capacidad para cambiar. La promoción del cambio se inicia con pequeñas cosas. Discutamos lo que tenemos a la mano. Insisto en el Cabildo, primera línea de representación que en lugar de atenderla se usa para preservar posiciones y privilegios. La reelección de alcaldes y diputados es la oportunidad de llamarlos a cuentas y de hacerles ver que tenemos propuestas y exigencias; ponernos a trabajar sobre estos asuntos puede hacer la diferencia; aprovechar la toma de conciencia que el confinamiento nos ha dejado, si no queremos ver en el horizonte la misma piedra. 

Amable lector, si tienes interés por participar y conocer estos temas, acércate a PC 29. 

Facebook: Participación Ciudadana 29 Laguna

Twitter: @pc29laguna

Página web: pc29laguna.org.mx

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: