De porquerías hablamos

Por María de los Ángeles Ordoñez

Es tan terca que a fuerza de presentarse cuando menos se desea, hace que nos demos cuenta, después de haber emprendido la marcha, lo primero que debemos hacer es reconocerla, comprenderla para poderla enfrentar. Mantenerla ignorada, no resuelve nuestros problemas y más temprano que tarde recibimos el revés.

Si, estimado lector, la realidad tiene esta característica única, es terca. Se dice que, para resolver un problema, primero se debe reconocer su existencia, dado este primer paso, es necesario desenrollarlo, saber qué es lo que implica, cómo se origina, en qué condiciones, y cómo se desarrolla.

Nos acostumbraron a esperar, a aguantar, a tolerar, a lamentarnos, no a actuar. Realmente doloroso, que después de tanto padecer la indecencia – por decir lo menos- el robo descarado y comprobado de políticos, el saqueo de nuestros impuestos transformados en presupuestos, nos demos cuenta que las cosas en este país muy poco han cambiado. Dice un amigo, donde le aplastes salta la mugre, y tiene razón, no acabamos de asimilar un saqueo cuando ya tenemos enfrente una decisión de autoridad que nos da otro golpe.

En un sistema político como el nuestro, donde el autoritarismo se mantiene como práctica normal, el uso de todo el aparato de poder se deja sentir un día sí y otro también, siempre en agravio de los gobernados, si no, amable lector, bastan algunos acontecimientos recientes para darnos cuenta de lo vivo que se mantiene esta forma de ejercicio del poder; claro, todo “apegado a derecho, a la ley” como suelen afirmar quienes reciben instrucciones o quienes deciden en la cúpula del poder mismo: Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, estado al que dejó crucificado y saqueado donde él, su familia y círculo cercano de colaboradores desviaron miles de millones de pesos, lavaron dinero, se hicieron de más de 40 propiedades, triangularon recursos, crearon todo un esquema de empresas fantasmas para ello, presentó pasaporte falsificado para salir del país, pero deja las pistas suficientes para su localización, y finalmente se le ubica en Guatemala, para que hasta allí fueran representantes de la justicia mexicana para tramitar su extradición. Ahora sabemos que se llevaron a cabo diligencias y presentación de petición de extradición alegando delitos que llevaran a una decisión que hoy todos conocemos, 9 años de cárcel que se pueden transformar en 3, y no se le puede juzgar por todos los delitos y denuncias que presentó -casi desde el inicio de su gestión como gobernador- la Auditoría Superior de la Federación.

Claro que todo se ha hecho apegado a derecho, eso sí, contó con la mejor abogada para defenderlo, la propia PGR. Las empresas fantasmas descubiertas en Coahuila con Rubén Moreira como gobernador ¡bien, gracias! La decisión fue despedir a la titular de la Secretaría de Infraestructura, artífice del esquema en cuestión. Por supuesto, se hizo la destitución también apegada a derecho; universidades públicas del Estado de México, Campeche, Yucatán, Tabasco, recibieron recursos federales para el desarrollo de proyectos que luego fueron transferidos a terceros para su ejecución, quedándose las universidades con un pequeño porcentaje, ¿y qué cree amable lector? Que también en este caso todo se hizo apegado a derecho porque existe el absurdo de que las universidades teniendo la tarea de desarrollar investigaciones, en esta ocasión estos trabajos fueron contratados con otras empresas, y que gracias al extraordinario trabajo de investigación realizada por Animal Político, se tuvo conocimiento del entramado que conocemos como Estafa Maestra. ¿Responsables? ¡claro que no los hay! Rosario Robles puede estar tranquila como en su momento se lo afirmó públicamente el presidente Enrique Peña.

Igual resulta el caso de Alejandro Gutiérrez, mejor conocido por el sobre nombre de “la coneja”, quien también participa en desviación de recursos al PRI pertenecientes al gobierno de Chihuahua. Lo detienen en Saltillo, lo encierran en el penal de Aquiles Serdán de aquel estado, luego su defensa consigue que el caso sea trasladado a la ciudad de México y hace unos días queda en libertad con pulsera en el tobillo y toda la cosa; ya no está más en la cárcel, y sí estimado lector, lo adivinó, igual en este caso todo se hizo apegado a derecho. ¿Qué les es común a estos casos? Que todo se hace conforme a derecho, lo que nos conduce a un ente público que hemos tenido olvidado y es tiempo de empezar a conocerlo, el poder legislativo, que en su responsabilidad de legislar, crea leyes a modo, con agujeros, atajos, y estructuras legales que permiten estos sucesos.

La calidad de las leyes y la integridad de quienes la aplican quedan finalmente supeditados a quien toma las decisiones, y en estos casos obedecen al decisor el encargado del despacho de la PGR, la secretaria de Rosario Robles, el juez y los rectores. En Participación Ciudadana 29 mantenemos el interés por conocer qué sucede en los congresos legislativos y Cabildos para poder determinar si se mantiene este esquema de apego a derecho y simulación que tanto daño nos ha hecho a todos. Acércate, interésate, acompáñanos en esta intención de conseguir poco a poco mejores gobiernos; intégrate para que cuando le aplastemos, salte cada vez menos porquería.

En el Cajón

Por enésima vez le exijo al alcalde Jorge Zermeño nos explique y presente documentos que nos permita conocer en qué condiciones recibió el gobierno y las arcas municipales; en qué condiciones recibió Simas. Las llamadas atípicas lluvias no son las responsables, sólo contribuyeron a destapar la cloaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: